Museo de la Memoria recibe a delegación salvadoreña y da inicio a proyecto de cooperación

Durante la tercera semana de diciembre, el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos recibió la visita de una delegación internacional compuesta por profesionales de los ministerios de Cultura y Relaciones Exteriores de El Salvador, en el marco del proyecto de Cooperación Sur-Sur “Fortalecimiento Social de un Espacio de Memoria para El Salvador”, que busca compartir las experiencias de la institución chilena en el rescate y difusión de la memoria histórica en base a la experiencia y registro contemporáneo de conflictos politico-sociales del país centroamericano, especialmente enfocado a miembros de organizaciones sociales y familiares de víctimas del conflicto en distintas zonas geográficas del país, además de organismos que trabajan en la temática de Derechos Humanos, en lo que el Museo de la Memoria ha definido como  un traspaso de “asesoría técnica, experiencias y metodologías, además de una guía con los lineamientos generales y un documento de retroalimentación sobre su experiencia en materia de memoria y derechos humanos”.

Este proyecto forma parte de las iniciativas que resultaron seleccionadas a través de la convocatoria de Fondo Chile en 2018, como parte de los programas presentados a la línea de financiamiento para Organismos de la Sociedad Civil chilena.

En la visita realizada a Santiago —donde la delegación visitó las dependencias del museo y sitios de memoria tan embemáticos como Villa Grimaldi y el Estadio Nacional—, Heriberto Erquicia, Director del Museo Nacional de Antropología de El Salvador, detsacó que “la construcción de un espacio virtual de memoria histórica es el primer gran paso para la construcción de un museo, y el Museo de la Memoria en Chile es una referencia a nivel latinoamericano, incluso internacional, de reconstrucción de memoria histórica”.

Por su parte, Francisco Estévez, Director Ejecutivo del Museo de la Memoria —y quien ya había estado en el Salvador a inicios de diciembre para inaugurar formalmente el proyecto— señaló que “es especialmente relevante para nuestro museo el que de distintos lugares de América Latina se nos solicite apoyo profesional y técnico para avanzar en una iniciativa semejante a la nuestra o fortalecer otras que ya están en camino. Esto se expresó con el apoyo de cooperación a la iniciativa de un museo de la memoria en Colombia, y ahora empezamos esta iniciativa semejante para la creación de un espacio de memoria y DD.HH. para El Salvador”.

Museo Memoria EDITADO 1

Delegación salvadoreña en su visita a Villa Grimaldi.